top of page
Screen Shot 2023-09-17 at 9.16.18 PM.png

Fondo de Salud de Kateri: Una respuesta a una necesidad en Guatemala

Marquen sus calendarios para la campaña de Little by Little (poco a poco) del 8 al 12 de abril. Será una oportunidad a que sus donaciones al fondo de becas de enfermería tengan más impacto.

 

Aproximadamente el 35 por ciento de la población de Guatemala carece acceso a servicios de salud básicos, según USAID. Estos datos son más altos entre poblaciones rurales e indígenas, entre las cuales las tasas de retraso en el crecimiento de los niños menores de cinco años aumentan al 70 por ciento.

 

Las razones por estas disparidades son varias. La historia larga y difícil de Guatemala, con opresión y violencia contra la población Maya, ha creado una situación cuando actualmente 60 por ciento de la población indígena experimenta la pobreza extrema. Muchas de estas comunidades están ubicadas en áreas remotas sin acceso fácil a centros médicos. Además, barreras idiomáticas pueden hacer que el acceso a asistencia médica en español sea más difícil.

 

El programa de becas de enfermerías del Fondo Kateri Tekakwitha pretende abordar estos asuntos. Las mujeres en el programa aspiran a carreras en la salud, pero carecen los fondos necesarios para pagar su educación y todos los gastos suplementales, como uniformes, libros y herramientas médicas. Con el apoyo de una beca, pueden seguir con sus estudios y continuar con carreras en la enfermería y otras profesiones médicas.

 

Las participantes en el programa son mujeres indígenas y muchas veces hablan un idioma además de español como su lengua materna. Su conexión a sus comunidades locales en los altos de Guatemala hace que sean un recurso valioso, capaces de comunicar y relacionar con la gente a quien sirven.

Sandra López Cojtí es una de estas estudiantes. Estudia la enfermería técnica con la ayuda de una beca del Fondo Kateri. Actualmente está haciendo una práctica en un hospital, adquiriendo experiencia práctica. Cita la falta de recursos médicos como una de sus motivaciones por entrar en el campo de enfermería, explicando que "vivimos en un área rural en donde no tenemos los recursos necesarios para poder acudir frecuentemente a centro médico, o por vergüenza las personas no acuden a ella pero muchas veces necesitan de una persona de confianza para que se vayan familiarizando". Como miembro de la comunidad, y una hablante nativa de kaqchikel, Sandra puede desarrollar ese sentido de confianza más fácilmente. Espera poder proveer más servicios a su comunidad después de terminar sus estudios.

Sandra explica también que esta carrera es ventajosa para ella y para su familia. Su esposo se dedica a trabajo de campo y ella ha vendido refacciones en el pasado. Con la educación que ya tiene, ella puede ayudar a su familia económicamente y cuidar a su hijo. 

En su práctica actual, está aprendiendo sobre la administración de medicamentos y varios servicios de prevención. Ha sido parte de excursiones a comunidades rurales donde proveen servicios como vacunas para reducir tazas de mortalidad de niños en la región. También proveen recursos educacionales a madres en el área.

 

Por proveer servicios básicos de salud en una manera que es fácil de accesar, mujeres como Sandra pueden mejorar la salud de una comunidad entera. El impacto de cada beca, por lo tanto, va mucho más allá de una sola persona.

 

Para apoyar becas de enfermería del Fondo Kateri, prepárense para la campaña de Little by Little de GlobalGiving del 8 al 12 de abril. Todos los donativos no mayores de $50 serán igualados de un 50%. Los pequeños actos de generosidad generan GRANDES cambios.

IMG-20240319-WA0003.jpg
bottom of page